Somos locales

Crucero News
Read Time:58 Second

Quisiera ser imparcial al escribir esta columna, pero sé que no voy a poder.

La selección de México jugó este pasado miércoles en el estadio Nissan contra Panamá.

No suelo ver futbol, y no me desvelo mucho entre semana pero cuando supe que iba a jugar la selección nacional me pareció un evento al que debía asistir para apoyar a mi selección.

La fiesta empezó temprano en el estacionamiento con comida y música en vivo, en su mayoría el público era mexicano, así  que el verde, blanco y ahora la camiseta negro con rosa era el atuendo que predominaba, a mí por lo menos me emocionó mucho ver tantas banderas mexicanas juntas. Y por 92 minutos Nashville fue la casa de los mexicanos que unidos por la pasión del futbol trajeron la fiesta y desbordaron la alegría que nos caracteriza.

Oír el himno nacional, siempre me llena de nostalgia y orgullo nacionalista, la ola no pudo faltar, sin embargo fue el Cielito Lindo quien unió los corazones de los asistentes.

Y si… ¡ganamos 3-0! y por una noche Nashville fue territorio Mexicano, llenos de algarabía nos despedíamos entre vítores de ¡Viva México!

3 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

¡FELIZ CUMPLEAÑOS USA!

A mí me encantan los fuegos pirotécnicos y tal vez sea porque el año pasado se cancelaron, que este año fui a 3 diferentes. El viernes en Smyrna, el sábado en Hendersonville y para cerrar con broche de oro los del centro de Nashville, mi gol de la vida para […]